Envío gratis a partir de 60€. Primer cambio gratuito. Plazo de entrega 10-15 días. Whatsapp: 644630440

¿Cuándo comprar un sujetador de lactancia?

Cuando nos quedamos embarazadas lo primero que nos crece es el pecho. A veces, incluso nos damos cuenta de que estamos embarazadas porque nos notamos el pecho más grande y más hinchado. ¿Te ha pasado?

La verdad es que el pecho crece más o menos en función de cada mujer. Como norma general, durante el primer trimestre notamos el pecho más hinchado y sensible. De hecho, es probable que en el tercer o cuarto mes de embarazo ya no soportes tus sujetadores normales porque todo te roza y te molesta.

Durante el segundo trimestre el pecho ya no está tan sensible. A pesar de ello, sigue creciendo poco a poco hasta que se estabiliza durante el tercer trimestre. Es cierto que puede crecer todavía un poco, pero ya no será tanto hasta que llega la subida de la leche. Entonces el pecho se vuelve a inflamar, pero tranquila porque tras unos días o unas semanas, la leche se regula y la inflamación disminuye.

¡Qué lío! ¿Verdad? ¿Cuándo comprar un sujetador de lactancia? ¿Cómo acertar con el modelo de sujetador adecuado para esta etapa? ¿Cuál será mi talla de sujetador durante el embarazo y la lactancia?

Seguro que estas y otras dudas son las que te asaltan en estos momentos. Y quizá estarás pensando que vas a tener que comprar un montón de sujetadores de distintas tallas que luego se quedarán ahí olvidados en el fondo de tu cajón. 

Por suerte, esto no tiene porqué ser así, te lo aseguro. Por ello, he volcado en este artículo toda mi experiencia como asesora de lencería y mamá con el objetivo de ayudarte a encontrar el sujetador adecuado para ti en esta etapa de tu vida tan especial. ¿Empezamos?


Índice de contenido

  1. Qué tipo de sujetador comprar durante el embarazo y la lactancia
  2. Cuando empezar a usar un sujetador de lactancia
  3. Cómo saber tu talla de sujetador durante el embarazo y la lactancia
  4. 4 consejos a tener en cuenta antes de comprar el sujetador de lactancia adecuado
  5. Cuántos sujetadores de lactancia debo tener
  6. Cómo cuidar el pecho durante el embarazo

Qué tipo de sujetador comprar durante el embarazo y la lactancia

Antes de entrar de lleno en aconsejarte cuándo deberías comprar el sujetador de lactancia o cuál es la talla más adecuada para ti, repasaremos los diferentes tipos de sujetadores que puedes utilizar durante el embarazo y la lactancia. Sí, durante esta etapa también tenemos derecho a elegir y a sentirnos bonitas, ¿no crees?

Existen diferentes tipos de sujetadores de lactancia y embarazo. Cada uno de ellos está diseñado para adaptarse a la perfección a las distintas necesidades y los cambios que tiene el pecho en este periodo.

En definitiva, hay una gran variedad de modelos y puedes usar el que más te guste y mejor se adapte a tus circunstancias. Recuerda que no tienes que renunciar a ser tú misma porque estés embarazada o lactando.

Sujetador de embarazo

Los sujetadores de embarazo son sujetadores tipo top que se caracterizan porque están hechos de un tejido suave y sumamente agradable y cómodo. Son ideales para usar durante todo el embarazo porque al ser de tejido elástico se va adaptando a tu pecho según crece.

Si te crece mucho el pecho es probable que no te aporte toda la sujeción que necesitas, pero te vendrá muy bien para dormir más cómoda. Yo, al menos, desde que me creció tanto el pecho en el embarazo no puedo dormir sin sujetador y este tipo es maravilloso para eso.

Debes tener en cuenta que los sujetadores de embarazo no sirven para la lactancia ya que no lleva el sistema de apertura fácil. Únicamente sirven para el embarazo, tal y como indica su nombre. Eso sí, después de la lactancia podrás seguir usándolo para dormir o estar por casa. Tienen un precio asequible por lo que no te resultará una gran inversión.

Sujetador de embarazo Anita

Sujetador de lactancia sin aros

La principal diferencia entre un sujetador de lactancia y uno normal es que el de lactancia lleva un sistema de apertura para que puedas bajar la copa y amamantar a tu bebé cómodamente. En los sujetadores sin aros podemos diferenciar entre los tipos tops y los digamos “normales”. Vamos a verlos.

Sujetador de lactancia sin aros tipo top

El sujetador tipo top, igual que comentábamos en el apartado anterior, es ideal para dormir, para estar en casa y para esos primeros 3 meses de embarazo en los que cualquier roce te molesta. No sujeta ni levanta mucho. 

Sin embargo, es el sujetador de lactancia más cómodo que puedes encontrar ya que está realizado en una microfibra suave y elástica que se va adaptando al crecimiento del pecho.

Sujetador lactancia top Anita

Sujetadores de lactancia sin aros normales

Los sujetadores sin aros pueden llevar o no espumita o relleno, como tú lo llames. Se diferencia de los tipo tops en que estos tienen un tejido más grueso y una serie de costuras que recogen y levantan el pecho mucho mejor. Casi igual que si llevases aros. 

Al no llevar aros te resultarán muy cómodos durante los últimos meses de embarazo cuando ya te haya crecido mucho la barriga y sientas mucho movimiento en tu interior.

También te vendrán genial durante los primeros meses de la lactancia cuando pasamos tantas horas sentadas en el sofá y estamos más cómodas llevando sujetadores sin aros. 

Se adaptan muy bien al crecimiento del pecho por lo que, aunque lo compres antes del quinto mes de embarazo, vas a poder seguir usándolo sin problema.

Sujetador lactancia sin aros Hotmilk

Sujetador de lactancia con aros

Los sujetadores de lactancia con aros te irán muy bien durante el segundo trimestre y principios del tercero. También después de pasar los primeros meses de lactancia, una vez que el pecho ya está menos sensible y ya empieces a salir a la calle con más normalidad e incluso te apetezca arreglarte más. 

La lactancia puede durar muchos meses o incluso años así que a los sujetadores con aros también le vas a dar mucho uso. En realidad, los puedes usar siempre, dependerá únicamente de cómo te encuentres más cómoda y lo que te apetezca ponerte. 

Los hay también con relleno o sin él, lisos, con encaje, etc. Que estemos lactando no quiere decir que tengamos que renunciar a nuestra forma de ser y a nuestro estilo. Hoy en día existen sujetadores de lactancia muy bonitos.

Sujetador lactancia con aros Hotmilk

Mi consejo respecto a qué tipo sujetador te recomiendo para cada fase del embarazo. Aquí van:

  • Del primer al cuarto mes puedes decantarte por uno sin aros, ya sea tipo top o no, porque se adaptan mejor al crecimiento del pecho y podrás darles uso, aunque el pecho te siga creciendo. Además, te serán muy cómodos los primeros meses de lactancia que pasamos tantas horas sentadas amamantando.
  • Del quinto al noveno mes puedes comprarlos tanto con aros como sin ellos. La talla ya será mucho más exacta porque en los últimos meses el pecho ya no crece tanto.

Lo ideal es que vayas a un sitio especializado a hacer una sesión de bra-fitting para que te digan la talla que tienes. Puedes coger cita para tu sesión de bra-fitting presencial o asesoramiento online aquí.

 

¿Es malo usar un sujetador con aros durante el embarazo y la lactancia?

Llegados a este punto te estarás preguntando si es malo usar sujetadores con aro durante el embarazo o la lactancia. Es un rumor que corre por ahí y es verdad que mucha gente piensa que solo se deben usar sujetadores sin aros porque los aros pueden producir más mastitis.

Realmente no hay estudios que lo demuestren y se pueden usar sujetadores con aros perfectamente durante el embarazo y la lactancia sin riesgo. Lo que sí es importante es que el sujetador sea de tu talla correcta y el aro bordee el pecho completamente sin apoyarse ni clavarse en ningún momento en él. El aro tiene que apoyarse en el esternón.

Si el aro se te clava en el pecho (estés o no embarazada) probablemente no estés usando la talla correcta. Puedes comprobar tu talla aquí.

Cuándo empezar a usar un sujetador de lactancia

Ahora que ya conoces los diferentes tipos de sujetadores que puedes usar durante esta etapa de tu vida, vamos a ver cuándo comprar un sujetador de lactancia. 

Muchas veces durante el embarazo nos cuesta invertir en sujetadores nuevos, ya sean o no de lactancia, porque creemos que son muy pocos meses los que los vamos a utilizar. A esas alturas todavía no sabemos si nos subirá la leche o si el bebé se agarrará bien al pecho ni cuánto durará la lactancia.

Yo te digo que los uses los meses que los uses es necesario invertir en sujetadores nuevos para el embarazo, que los vas a amortizar seguro y, además, te pueden servir para un segundo embarazo en el futuro. 

En mi caso, que he dado lactancia durante 18 meses, los he amortizado un montón. Empecé comprando uno y llegué a tener hasta seis porque es la etapa en el que más falta te hace comprar un buen sujetador.

Igual que compramos ropa de embarazada que solo vamos a usar unos meses, invertir en un sujetador es fundamental para mantener la salud de nuestro pecho, evitar mastitis indeseadas y estar cómodas

Además, una vez que dejemos de dar lactancia, el pecho aún tarda unos meses en volver a su sitio (si es que vuelve) por lo que podrás usar estos sujetadores durante unos meses más. De verdad, no tengas miedo a no amortizarlos porque lo harás.

Y aquí viene la pregunta del millón. Si el pecho no para nunca de crecer entonces, ¿cuándo compro un sujetador de lactancia? Si te soy sincera, no hay una respuesta estándar porque cada mujer es un mundo. No obstante, aquí van mis consejos como experta en lencería y como mamá.

Todo el mundo recomienda que no te compres el sujetador de lactancia hasta el quinto o sexto mes que es cuando el pecho ya se estabiliza, pero nadie aguanta hasta el sexto mes con sus sujetadores normales porque el pecho ha crecido mucho y te ha cambiado ya la talla.

Mi recomendación es que desde el momento en que notes que te ha crecido el pecho te compres ya sujetadores de lactancia porque pasados los primeros de meses de lactancia el pecho se va a volver más pequeño de nuevo por lo que siempre les vas a dar uso. 

No es obligatorio que los sujetadores que uses en el embarazo sean de lactancia ni mucho menos, pueden ser perfectamente sujetadores normales. Te recomiendo de lactancia únicamente para que los aproveches más. De hecho, si es tu es tu segundo o tercer embarazo igual ya estés harta de llevar sujetadores de lactancia.

Cómo saber tu talla de sujetador durante el embarazo y la lactancia

Si hay una etapa de nuestra vida en la que el pecho está especialmente delicado es esta. Por eso, es muy importante que lleves la talla y el modelo adecuado de sujetador.

Para averiguar qué talla de sujetador de lactancia comprar es fundamental que te fijes en estos 3 aspectos clave:

  1. Ni los aros ni los tirantes se deben clavar en ningún sitio.
  2. La banda te debe quedar lo suficientemente ajustada como para soportar el peso del pecho.
  3. El tejido del sujetador debe ser suave, agradable y cómodo.

Llevar el sujetador correcto, por experiencia propia, también te va a aliviar los dolores de espalda y te puede evitar mastitis.
Cuando el pecho nos crece volvemos a encontrarnos perdidas con las tallas y no tenemos ni idea de cuál es nuestra talla ahora. Así que si necesitas más información puedes echar un ojo a este artículo donde te explico cómo calcular tu talla en casa fácilmente. Y, recuerda, si tienes dudas puedo ayudarte online o venir a una sesión de bra-fitting presencial.

4 consejos a tener en cuenta antes de comprar el sujetador de lactancia adecuado

Hay muchos modelos de sujetadores de embarazo y lactancia en el mercado, pero no todos cumplen su función correctamente. En el embarazo, bueno, en realidad siempre, debes llevar un sujetador que sujete de verdad y con el que te sientas cómoda

Para asegurarte de que compras el sujetador de lactancia adecuado ten en cuenta estos consejos: 

  1. La parte central del sujetador debe ser suficientemente alta y quedar pegada al esternón si el sujetador lleva aros. En el caso de los sujetadores sin aros no suele quedar pegada del todo. 
  2. La banda debe ser lo suficientemente ancha y quedar horizontal en la espalda porque es la banda la que realiza la mayor parte de la sujeción. Asegúrate que la banda no se te sube por el peso del pecho, si es tu caso, necesitarás una talla más de copa y una menos de contorno.
  3. Los tirantes deben ser lo suficientemente anchos como para resultarte cómodos y, sobre todo, nunca se deben clavar en los hombros.
  4. Un sujetador de lactancia bueno tendrá más de tres filas de corchetes. Depende del mes en el que te lo compres tendrás que asegurarte que lo llevas en el enganche que corresponde:
  • Si lo compras muy al principio del embarazo deberías poder engancharlo en alguna de las filas del medio (nunca en la más pequeña) porque según te crezca la barriga (y con ello la espalda) necesitarás engancharlo en las filas de corchetes de más afuera. Nunca lo enganches nuevo en la primera fila de corchetes porque el sujetador te va a ceder y cuando pierdas la barriga y vuelvas a tu peso, si además el sujetador ha cedido, probablemente necesites esa fila para que te ajuste perfecto.
  • Si lo compras muy al final del embarazo deberías engancharlo nuevo en la última fila de corchetes o en la penúltima sin que te apriete porque cuando des a luz y vayas volviendo a tu peso vas a necesitar engancharlo en las primeras filas para que te ajuste bien. ¡Es muy importante contar con ese margen para que le puedas dar uso más tiempo!

Cuántos sujetadores de lactancia debo tener

Esto es algo muy personal que depende de cada mujer, pero yo te recomiendo tener al menos tres o cuatro de distintos tipos para cubrir las diferentes necesidades y, sobre todo, porque con un bebé todo se descontrola y no sería bueno que te encontrases con que no tienes sujetadores limpios. 

Asimismo, los primeros meses de lactancia, aunque uses discos para no manchar el sujetador de leche, es probable que alguna mancha se escape y necesitarás sujetadores limpios con más frecuencia. 

Esta sería mi lista de imprescindibles con los sujetadores de lactancia que necesitas:

  • 1 tipo top para dormir o para estar en casa
  • 2 sujetadores sin aros
  • 1 sujetador con aros

Si prefieres usarlos con aros pueden ser los cuatro así o tres con aros y uno sin aros… Puedes combinarlos como quieras, pero al menos tener tres o cuatro.

Cómo cuidar el pecho durante el embarazo

Para concluir este artículo me gustaría darte algunos consejos para ayudarte a cuidar tu pecho durante el embarazo y la lactancia.

Además de llevar un sujetador correcto, durante esta etapa hidratar el pecho es fundamental para prevenir las estrías y mantener la piel hidratada y elástica. 

Para ello podemos usar aceites de almendra o rosa mosqueta que puedes encontrar en cualquier herboristería o cremas especiales para embarazadas y lactantes. Estas son algunas de mis cremas favoritas:

  • Sérum reafirmante de pecho de MomMe: específica para el pecho. Puedes usarla durante el embarazo y luego en la lactancia cuidando de no tener crema en el pezón cuando el bebé va a lactar. Yo lo que hacía era no echarme crema en el pezón y listo.
  • Crema antiestrías de MomMe: esta crema no es especial para el pecho, sino que puedes usarla por todo el cuerpo. Ideal para las más perezosas.

Debemos aplicar la crema el aceite una o dos veces al día. Pero también tenemos que saber que hay factores de riesgo en la aparición de estrías que no podemos evitar como nuestra condición genética y hormonal.

Aun así, si durante el embarazo te han salido estrías en el pecho, sigue usando crema o aceite de rosa mosqueta durante la lactancia o incluso después porque con tiempo sí que se consigue mejorar el aspecto de las estrías hasta casi desaparecer.

También es fundamental hidratarnos por dentro, es decir, beber mucha agua y comer mucha fruta y verdura, no tomar cafeína y evitar las grasas en la medida de lo posible.

Espero que ahora tengas clara la respuesta a la pregunta de cuándo comprar un sujetador de lactancia. Si es así, te invito a darte una vuelta por mi tienda online donde encontrarás un montón de modelos para ti. 

Y, si sigues teniendo dudas sobre qué talla es la tuya y sobre el tipo de sujetador más adecuado para ti, puedes dejarme un comentario y te contestaré enseguida. 

Suscríbete y recibe un 5% de descuentoRecibe las últimas ofertas y novedades en tu correo electrónico

Suscribiéndome acepto el uso de mis datos personales con propósitos comerciales y de comunicación.

0

Déjame tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito

loader